top of page

EL ARREPENTIMIENTO DE LAS OBRAS MUERTAS #5

Dice un siervo de Dios, que el libro más peligroso de la Biblia, es el libro de Números, porque cuenta la historia del pueblo de Israel, cuando salieron de la "ESCLAVITUD” de Egipto, y duraron 40 años en el desierto, ellos estuvieron caminando por cuarenta años en el desierto, y terminaron sus vidas en el mismo desierto; no pudieron entrar a la tierra prometida.

¿Cuál fue, la causa de ello?

Pues podemos concluir lo siguiente: ellos salieron físicamente de Egipto, con sus cuerpos y sus cosas; pero Egipto nunca salió de sus corazones y de sus mentes. Nunca lucharon, por sacar a Egipto, de sus corazón y mente. Por lo tanto, perecieron en el mismo desierto de Egipto. El 91,5% del pueblo de Israel pereció, con excepción de Josué, Caleb y la tribu de Levi. Se necesito una generación nueva, para que entrarán a poseer la tierra prometida a Abraham, Isaac y Jacob.

La iglesia actual, no quiere sacar la influencia que tiene el mundo, de su corazón, alma y mente, y en esa condición, no podrán heredar el Reino de Dios. Lo que significa, que el viejo hombre, que es gobernado por los apetitos de este mundo, no puede heredar el Reino de Dios.

Se necesita el Nuevo Hombre resucitado, que nos es dado por el Mesías, Cristo-Jesús, el cual tiene los apetitos espirituales del Reino de Dios, y que puede dar los frutos de Dios, basados en una vida de Justicia y Santidad. Porque este Nuevo hombre, es el único que puede heredar el Reino de Dios.


Efesios 4:22-24. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, v.23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, v.24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.


Santiago 1:21. Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.


Colosenses 3:5-10. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; v.6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, v.7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. v.8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. v.9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, v.10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno...

1 Pedro 2:1-2. Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, v.2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación..


Dios nos advierte, mostrándonos como en un espejo, lo que, le aconteció al pueblo de Israel; lo cual está sucediendo en la iglesia del Señor en nuestros días. 1 Corintios 10:1-12, Hebreos 3:7-19.


1 Corintios 10:1-12. Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; v.2 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, v.3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, v.4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. v.5 Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. v.6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. v.7 Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. v.8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. v.9 Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. v.10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. v.11 Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. v.12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Hebreos 3:7-19. Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, v.8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, v.9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. v.10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. v.11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. v.12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; v.13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. v.14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, v.15 entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación. v.16 ¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés? v.17 ¿Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? v.18 ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? v.19 Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.


Es muy lamentable ver el estado de la iglesia actual, la cual está en las mismas condiciones, que el pueblo de Israel, cuando salió de Egipto; la iglesia actual, no ha sacado al mundo y todas sus cosas, de su corazón, alma y mente; y sus miembros están pereciendo en la esclavitud del Mundo, y por ello no podrán entrar a heredar la Vida Eterna.

La Pascua en Éxodo 12:1-13., nos revela, la clave, para heredar la vida eterna. Cristo Jesús, en esta tierra vino como el sacrificio por nuestros pecados. Él fue el Sacrificio Perfecto, simbolizado en la Pascua, a favor nuestro. Él nos abrió el camino nuevo, para que sigamos sus pisadas. Nosotros también debemos vivir en carne propia la Pascua verdadera, experimentarla en nuestra vida, como un sacrificio agradable y perfecto para nuestro Dios-Padre.

Ahora consideraremos ocho puntos claves, que tenían que ver, con el sacrificio de la Pascua. Estos ocho puntos, nos revelan la clave, de lo que es el verdadero sacrificio en nuestra vida, para vivir en la Nueva Vida victoriosa, que logro el Mesías Jesús; y que es el camino Nuevo, que nos conduce a la vida eterna.

La Pascua simboliza el comienzo de una Nueva Vida, es la vida Victoriosa que logró Cristo-Jesús en la crucifixión y resurrección; para ser suministrada a nosotros, por el Espíritu Santo, después de Su resurrección, como el Espíritu Vivificante.

Para poder experimentar está Nueva Vida, hay que matar primero a la vieja vida adámica, que heredamos del Adán caído, en este mundo.


1 Pedro 1:13-23. Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la Gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; v.14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; v.15 sino, como aquel que os llamó Es Santo, Sed también vosotros Santos en toda vuestra manera de vivir; v.16 porque escrito está: Sed Santos, porque YO SOY Santo. v.17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; v.18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, v.19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, v.20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, v.21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. v.22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; v.23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

1 Corintios 5:7-8. Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. v.8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.


DURANTE TODA ESTA SEMANA, ESTAREMOS VIENDO CON DETENIMIENTO CADA UNO DE ESTOS 8 PUNTOS.


QUE EL SEÑOR LES BENDIGA: RICCIARDO BRUNO IAFRANCESCO VILLEGAS <ricciardoiafrancesco@hotmail.com>

65 visualizaciones1 comentario

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page