top of page

EL PELIGRO MORTAL DE CONTRISTAR AL ESPÍRITU SANTO

Actualizado: 10 oct 2023


Por Favor ayúdanos a predicar la palabra. Suscríbete a nuestro canal, usando el siguiente botón. Tu ayuda es vital.



El Espíritu Santo que habita dentro de nosotros; puede ser contristado, afligido; es decir, que podemos causarle tristeza. Así mismo también podemos apagarlo, o extinguir su fuego dentro de nosotros. Esto puede suceder por algunas de estas razones:


  1. Por vivir una vida de pecado.

  2. Por no Santificarnos.

  3. Por No Consagrarnos.


Así qué, el Espíritu Santo, No podrá hacer su trabajo interno, dentro de nosotros; No podrá limpiarnos, santificarnos y prepararnos, como una novia limpia, santa, sin arruga, ni mancha, ni cosa semejante, para Cristo-Jesús. Por lo tanto, Es esencial, el NO causarle tristeza al Espíritu Santo, y no apagar el fuego de vida, del Espíritu Santo, dentro de nosotros. Como las cinco vírgenes insensatas.


Efesios 4:30. Y No contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.1 Tesalonicenses 5:19. No apaguéis al Espíritu.Efesios 5:25-27. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, v.26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, v.27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

Contristar al Espíritu Santo, es afligirlo, entristecerlo, angustiarlo, causarle agravio, causarle dolor y tristeza. ¿Y cuándo le causamos dolor y angustia al Espíritu Santo? No es solo cuando pecamos; sino que existe un problema aún mayor; el Ignorarlo; el dejar de buscarlo; el dejar de hablar con Él; el preferir hacer cosas triviales, en vez de estar con Él; el desear y anhelar las cosas de este mundo, más que a Él. El No buscarlo todos los días, para estar en una comunión permanente con Él. Es decir, El No amarlo, desearlo y anhelarlo, con todo nuestro corazón.

Santiago 4:4-5. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. v.5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

¿Saben, porque nos anhela celosamente? Porque Él, es una persona, con sentimientos y deseos. Y nos ama profundamente, así, como cuando nosotros nos enamorados de alguien, y queremos estar cada momento de nuestra vida, con esa persona, para demostrarle nuestro amor y deseos bondadosos.

Pero que sucede, si esa persona nos desprecia, y prefiere estar en cosas, que nos ofenden. Esa persona nos causará un gran dolor, va entristecer nuestro corazón. Entonces como medida natural, nos apartaremos de esa persona, con mucha sutileza y prudencia. Así lo hace el Espíritu Santo, con sus hijos infieles.

El Espíritu Santo, es la tercera persona de la Deidad; Él nos anhela y nos ama, con gran celo; Él nos busca con ahínco; Su voz es muy dulce y suave e imperceptible. Solo lo escuchan, los que tienen sus oídos afinados y sintonizados a su voz. El profeta Elías tenía afinado su oído a la voz de Dios. Aunque era un hombre que estaba sujeto a pasiones, como nosotros.

1 Reyes 19:1-14. Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas. v.2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. v.3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. v.4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres. v.5 Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. v.6 Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse. v.7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. v.8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios. v.9 Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías? v.10 El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu Pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida. v.11 Él le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. v.12 Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. v.13 Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías? v.14 El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu Pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

Santiago 5:17-18. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. v.18 Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.Hebreos 3:7-11. Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy Su voz, v.8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, v.9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. v.10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. v.11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.

¿QUE ES APAGAR EL ESPÍRITU SANTO?

1 Tesalonisenses 5:19. No apaguéis al Espíritu.

Apagar el Espíritu Santo, es extinguirlo, es hacer que cese o se acabe del todo, que se vaya desapareciendo gradualmente ese fuego purificador de nuestro espíritu. Hasta que se va de nuestra vida. Él se va, y nosotros no nos hemos dado, ni cuenta, porque Él, es una persona decente, apacible, mansa, humilde, dulce y agradable, en su condición y trato. No es conflictiva, ni bulliciosa, sino silenciosa, llena de amor, comprensión y ternura. Él respeta nuestras decisiones y elecciones, aunque sean erradas y contrarías a su voluntad.

Su presencia en nuestro espíritu está muy relacionada con tres aspectos de nuestro espíritu; que son: la conciencia, la intuición y la comunión. Él nos habla mediante estos tres órganos y operaciones del espíritu humano. Si apagamos al Espíritu Santo, dejaremos de recibir su guía, su enseñanza, su exhortación, su consejo, su consuelo, su interseción, etc; por medio de estos tres órganos espirituales. Además, Él no podrá trabajar en nosotros, para santificarnos y consagrarnos.

LA CONCIENCIA

La conciencia es el Conocimiento interior del bien y del mal. La conciencia trabaja en correspondencia con nuestra mente. Por medio de la conciencia el Espíritu Santo, aprueba o desaprueba nuestra conducta; si nuestro andar no es conforme a la Palabra de Dios y a la voluntad de Dios. Pero además también nos habla, para aprobar nuestra conducta y proceder.

Romanos 9:1. Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo. Romanos 2:14-15. Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, v.15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.

LA INTUICIÓN

La intuición es la capacidad de recibir directamente de Dios una palabra determinada. Es la facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento o trabajo de nuestra mente. La Intuición es la Percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene. Es el resultado de percibir y presentir algo.


1 Corintios 2:11-13. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. v.12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, v.13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.Lucas 21:10-15. Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; v.11 y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo. v.12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. v.13 Y esto os será ocasión para dar testimonio. v.14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa; v.15 porque yo os daré Palabra y Sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.Hechos 16:5-10. Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y aumentaban en número cada día. v.6 Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; v.7 y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. v.8 Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. v.9 Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. v.10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.

LA COMUNIÓN

La comunión es una participación en lo común, es el dialogo entre dos personas. Así que la Comunión, es la facultad de comunicarnos con Dios, mediante nuestro espíritu, con el Espíritu de Dios; por medio de la oración, la plegaría, el rezo, la fe, la lectura de la Palabra, la alabanza, la adoración, la meditación, el dialogo, el silencio, la quietud, el reposo, la exhortación, la edificación y la consolación. Andar verdaderamente en la comunión con el Espíritu Santo, es caminar en la Luz de la Palabra de Dios, es vivir en Justicia, Santidad, Gozo y Paz, es la unción, la interseción; todas estas funciones en el Espíritu Santo.

Filipenses 2:1. Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, v.2 completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.2 Corintios 13:14. La Gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.1 Juan 1:5-7. Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. v.6 Si decimos que tenemos comunión con Él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; v.7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la Sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.Romanos 14:17. Porque el Reino de Dios no es comida ni bebida, sino Justicia, Paz y Gozo en el Espíritu Santo.Gálatas 5:22-23. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, v.23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.Efesios 5:8-10. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz v.9 (porque el fruto del Espíritu es en toda Bondad, Justicia y Verdad), v.10 comprobando lo que es agradable al Señor.Juan 14:26. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi Nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.1 Juan 2:27. Pero la Unción que vosotros recibisteis de Él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la Unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en Él.Romanos 8:26-27. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. v.27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la Voluntad de Dios intercede por los santos.Juan 16:7-8. Pero YO os digo la verdad: Os conviene que YO me vaya; porque si no me fuera, el Consolador No vendría a vosotros; más si me fuere, os lo enviaré. v.8 Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. NOTA: Si NO tenemos el Espíritu de Dios, morando y operando dentro de nosotros, dejaremos de ser hijos de Dios. En el mundo terrenal, No, nos damos cuenta de nada; es más, ni siquiera nosotros mismos. Pero en el ámbito espiritual, en la esfera espiritual, la realidad está expuesta completamente. Así que, en la esfera espiritual, los ángeles de Dios y los demonios, pueden ver con claridad, la presencia del Espíritu Santo, dentro de nosotros. Por eso debemos aprender a vivir en el entorno de la esfera espiritual, y No, en el engaño del mundo físico y material. ORACIÓN: Padre-Amado, tu deseo, es que nosotros nos santifiquemos, en espíritu, alma y cuerpo. Pero Tú, eres quien nos santifica, por medio de tu Palabra y tu Espíritu Santo. Ayúdanos a tener una conciencia clara, de esta verdad irrefutable; ayúdanos a estar en tu voluntad, y cooperar contigo, en nuestra santificación; ayúdanos a permanecer siempre atentos a la voz de tu Espíritu de Santidad; ayúdanos a no contristarlo y mucho menos a apagarlo; ayúdanos, a que cada día, nos santifiquemos más y más. Tu eres un Padre amoroso, lleno de piedad y consolación, perdónanos, por haberte resistido durante tantos años, al no santificarnos y al no caminar en tu voluntad. Límpianos con la Sangre de tu Hijo, Cristo Jesús, y renueva nuestro caminar contigo; abre nuestros oídos espirituales, y nuestros ojos espirituales, para seguir la voz de tu Espíritu y ver el camino que nos conduce a la vida eterna. Gracias Padre-Eterno, por tu bondad y misericordia, para con nosotros. Todo esto te lo pedimos en el Nombre, que es sobre todo nombre; en el Nombre de tu Hijo Cristo-Jesús. Amén, Amén, Amén.


RICCIARDO BRUNO IAFRANCESCO VILLEGAS <ricciardoiafrancesco@hotmail.com>

PARA CONOCER AUN MÁS SOBRE EL ESPIRITU SANTO. TE INVITAMOS A ESCUCHAR NUESTROS AUDIOLIBROS SIN CARGO EN EL SIGUIENTE LINK:


25.237 visualizaciones5 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page