top of page

La ciencia moderna y la Biblia no están de acuerdo.

La ciencia moderna y la Biblia no están de acuerdo.

¿Qué pasa si la ciencia, como se entiende actualmente, y la Biblia, no están de acuerdo? ¿Nos preocuparemos por ello? Yo creo que no. Me alegra saber que lo que se denomina ciencia moderna y la Biblia no están de acuerdo. Lamentaría que estuvieran de acuerdo. La ciencia moderna es cambiante, la Biblia es inmutable.

La ciencia de hoy no es la ciencia del año pasado, y no será la ciencia del próximo año.

La Biblia de hoy es la Biblia de todos los siglos cristianos, y será dentro de mil años lo que era hace casi mil ochocientos años, cuando se cerró el canon de las Escrituras.

Fijaos en los cambios que se han producido en toda la línea de las ciencias desde principios de este siglo XIX. ¡Qué catástrofe habría sido entonces, si se hubiera demostrado que la Biblia y la ciencia, tal como se conocían a principios de este siglo, coincidían plenamente; que todas las afirmaciones de la Biblia podían cuadrar con los hechos de la ciencia tal como se entendían entonces! Las grandes olas de la ciencia que se han abatido sobre el mundo desde entonces habrían dejado a la Biblia varada y arruinada.

Y si hoy en día quedara claro que todas las verdades de la Biblia concuerdan con las teorías recibidas de la ciencia, ¿qué sería de la Biblia dentro de cincuenta años, cuando la ciencia haya avanzado a pasos aún más rápidos y haya dejado tras de sí más restos de teorías y más especulaciones varadas?

Mientras tanto, la Biblia permanece inmóvil en la grandeza solitaria de su propia perfección. Espera, a medida que pasan los siglos, confirmación y aceptación. Se dijo antiguamente: "Dios es paciente, porque es eterno"; y la Biblia, como libro del Dios de la verdad, tiene este atributo de su divino Autor. Su fuerza consiste en quedarse quieta. No sale precipitadamente al encuentro de una ciencia a medio formar, y la abraza como aliada, no sea que se convierta en enemiga. Permanece tranquilamente en la conciencia de su propia verdad, mientras los avances de la ciencia se acercan más y más; y cada avance de la verdadera ciencia la acerca más a la Biblia.

La oposición a esa Biblia, viene solamente de una clase cuyas expresiones, Pablo ha caracterizado justamente como "las profanas y vanas palabrerías y oposiciones de la ciencia falsamente llamada". 1 Timoteo 6:20

Estas diferencias entre la ciencia y las Escrituras no se pueden resolver, porque la ciencia no está resuelta. Y la ciencia nunca será establecida, mientras haya un hecho no descubierto en la naturaleza, o una mente inquisitiva en el hombre.

"Para siempre, oh Jehová, tu palabra está firme en los cielos". Salmo 119:89

"La hierba se seca y las flores se marchitan, pero la Palabra de nuestro Dios permanece para siempre". Isaías 40:8


3. Salmo 102:25-27: "El SEÑOR cumplirá su propósito en mí; eterna, oh SEÑOR, es tu misericordia; no abandones las obras de tus manos"

4. 1 Tesalonicenses 5:24: "Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús"

5. Hebreos 6:17-18: "Así que, en seguridad de la promesa de Él, entramos de confianza para la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde los tiempos eternos"

6. Hebreos 6:19: "Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación"

7. Santiago 1:22: "Pero pongan en práctica la palabra, y no se limiten sólo a oírla, pues se estarán engañando ustedes mismos"

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

¿Qué te da esperanza?

Nuestro mundo está cambiando constantemente, pero las Escrituras nos recuerdan que nuestra esperanza en Dios nunca cambia. Esta semana, experimenta la esperanza eterna que tenemos en Dios con contenid

bottom of page