top of page

¡Nuestro Dios!


(Charles Spurgeon)


Romanos 9:13-16 Como está escrito: "A Jacob lo amé, pero a Esaú lo aborrecí". ¿Qué diremos entonces? ¿Es Dios injusto? En absoluto. Porque Él le dice a Moisés: "Tendré misericordia de quien tenga misericordia, y me compadeceré de quien tenga compasión". No depende, pues, del deseo o del esfuerzo del hombre, sino de la misericordia de Dios.


Dios puede, si quiere, salvar a todo el género humano; o si le place, no salvar a ninguno. Si quiere, puede hacer de un hombre un monumento a la misericordia, y dejar que su prójimo coseche su debido castigo. Esto es lo que Dios tiene derecho a hacer, y reclama su prerrogativa soberana.


Ninguna doctrina en toda la Palabra de Dios ha excitado más el odio de la humanidad que la verdad de la soberanía absoluta de Dios.


Los hombres no tienen ninguna objeción a un dios que realmente no es Dios. Quiero decir, con esto:

un dios que sea objeto de su capricho,

un dios que sea un lacayo de su voluntad,

un dios que esté bajo su control...

no tienen ninguna objeción a un ser así.


Pero un Dios que habla, y se hace;

un Dios que ordena, y se mantiene firme;

un Dios que hace lo que quiere entre los ejércitos del cielo y entre los habitantes de este mundo inferior - ¡un Dios así no lo pueden soportar!


Salmo 115:3 "Pero nuestro Dios está en los cielos; ¡hace lo que quiere!"


Salmo 135:5-6 "Porque yo sé que el Señor es grande; nuestro Señor está por encima de todos los dioses.

Todo lo que el Señor quiere, lo hace: en el cielo y en la tierra, en los mares y en todas sus profundidades".


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué te da esperanza?

Nuestro mundo está cambiando constantemente, pero las Escrituras nos recuerdan que nuestra esperanza en Dios nunca cambia. Esta semana, experimenta la esperanza eterna que tenemos en Dios con contenid

bottom of page